Conoce la divulgación científica del tesoro fósil de Caldera

¡En la costa de la Región de Atacama la gente voluntariamente se mete a las fauces de un tiburón gigante! Claro, es sólo para tomarse una foto con la réplica de la mandíbula del Megalodón, uno de los vecinos más ilustres que tuvo la zona hace 20 millones de años y que se puede conocer en el Museo Paleontológico de Caldera.

Extraído de www.Explora.cl/Atacama 

Esta experiencia es parte del trabajo en divulgación del patrimonio natural fósil que se desarrolla en esta comuna de Atacama. Son dos los espacios donde la comunidad puede conocer a la fauna prehistórica de la zona: por un lado, el recién mencionado museo, que se ubica en la Avenida William Wheelwright, al interior del Centro Cultural Estación y, un poco más lejos, en el Parque Paleontológico Los Dedos, en la ruta C-302 (1 km al sur de Bahía Inglesa).

Ambas instancias son de suma importancia para la divulgación científica. “La relevancia del patrimonio geopaleontológico está dado principalmente por el grado de conservación de los fósiles, en la cantidad de piezas que existen, la cantidad de hallazgos que existen y la parte de la historia que cuenta, la cual no está en otro sitio de la misma manera a cómo se ve acá”, explica Romina Figueroa, encargada de muestras del Museo Paleontológico.

Y es que Caldera bien puede ser considerada la capital paleontológica de Chile, esto gracias a uno de los principales íconos de esta ciencia en el país: el yacimiento de Cerro Ballena. “Allí se encontraron 40 cetáceos completamente vertebrados. Es sumamente complicado a nivel de paleontología encontrar material articulado y cuando hablo de articulado me refiero a material completamente con todo su esqueleto”, explica el geólogo y curador del museo Maurice Guicharrause.

Estas condiciones hacen de Caldera una ciudad ideal para aprender de esta ciencia que mezcla la geología y la biología, y que permite conocer a los seres que hace millones de años vivieron en nuestro planeta. Los restos fósiles, excelentemente conservados, han permitido que hoy se investigue más sobre cómo fue este territorio y apreciar la diversidad de formas de vida que hubo en el pasado, algunas de ellas con muestras únicas de este rincón del desierto costero en Atacama. “Hay especies únicas en el mundo que ya vienen con nuevas publicaciones científicas como lo es el odobenocetops, que viene a ser un delfín con cabeza de morsa y un colmillo de 30 centímetros”, cuenta Guicharrause.

La especie más icónica de Caldera es el Pelagornis, un ancestro del albatros que tiene un cuerpo de 50 centímetro. “Su envergadura con alas es de entre cinco y siete metros con un metro veinte de altura aproximadamente. Su rostro tenía pequeñas hendiduras que asemejaban a dientes, lo que se conoce como dentadas”, explica el geólogo y curador. Esta especie se ha vuelto un elemento constitutivo de identidad en la zona, siendo uno de los más reconocidos.

Otro registro único es el pygoscelis calderensis, un pingüino cuyos restos se encontraron íntegramente en el yacimiento de Cerro Ballena. “Estos ejemplares dan mucho para la interpretación, aunque en la actualidad se piensa que estos pingüinos vivieron en aguas tropicales y se adaptaron a aguas frías”, nos explica Maurice, mostrándonos también la manera en que deduce y reflexiona el mundo paleontológico.

Divulgación

 El Museo Paleontológico de Caldera es socio colaborador del PAR Explora Atacama en distintas actividades ya que tiene un área específica de divulgación en la comunidad general y los estudiantes. “El trabajo de puesta en valor y generación de instancias de divulgación científica del Museo Paleontológico de Caldera es muy importante y ha permitido que entre los años 2016 a la actualidad, hayamos llevado a niñas, niños y adolescentes de diversos colegios de toda la región a conocer el tremendo patrimonio paleontológico de Atacama. Nuestra zona es un laboratorio natural y queda demostrado cuando vamos en salidas a terreno donde los estudiantes conocen, en el mismo lugar, la historia de la tierra a través de los fósiles de Caldera”, señala Cristian Galaz Esquivel, director de PAR Explora Atacama.

El trabajo realizado por el miuseo y el PAR Explora está a la disposición de toda la comunidad. “Que vayan a terreno, vayan a visitar el parque (que es gratis), que lo recorran, que pongan atención a las piezas que van apareciendo y luego que se vengan directo al Museo a conocer un poco de la historia de cómo se generaron los primeros hallazgos, saber de los primeros investigadores que trabajaron en el lugar”, es la invitación de Romina Figueroa.

Agrega además que: “En este caso encontramos que algunos de los primeros naturalistas que llegan hasta aquí, son Darwin y Filippi, también Guigoux y que después se tienen muchos eslabones y actores, como la misma comunidad que se hizo presente para tener este museo en sus inicios, y es algo que no ha terminado que se continúa y que es algo que no ha terminado que se busca continuar para hacer mejor las cosas”.

Si quieres reservar una visita guiada y saber el costo del ingreso al museo, puedes contactar al correo Rfigueroa@caldera.cl o visitar la web www.museopaleontologicocaldera.com para enterarte de todas las novedades.

Horarios Museo
Martes a Viernes de 10:00 a 13:45 y 15:00 a 17:30
Sábado y domingo de 10:00 a 16:00

Horario Sitio Los Dedos
Martes a domingo de 10:00 a 17:30 hrs

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *