¡En su cumpleaños! Te compartimos un poema «astronómico» de Gabriela Mistral

Hoy 7 de abril está de natalicio Gabriela Mistral. Una de las intelectuales más importantes que ha tenido Chile y que nació en un pequeño rincón del Valle del Elqui. Su padre, que la abandonó era de San Félix y fue profesor en Tierra Amarilla. Hoy en Copiapó tiene un pequeño busto en su honor en Avenida Heríquez, y su vigencia retoma fuerza. Como literata, como profesora, como política y pensadora, Gabriela Mistral es una de las mentes fundamentales del siglo XX chileno.

Monumento a Gabriela Mistral en Avenida Henríquez. Foto: Monumentos Nacionales.

Aquí te compartimos un poema llamado «noche andina», que acompañamos con una foto de Daniele Gasparri que con esta imagen obtuvo en su momento el segundo lugar del concurso «Samuel Tapia, una ventana al universo».

Noche Andina (del libro Poema de Chile) 

La noche de nuestra Patria
de estrellas acribillada
en cedazo a lo divino
está colando las almas.
Hierve así del esplendor
como una Escritura Santa.
¿Por qué será que dormimos
cuando ella dice palabras
que el Día se desconoce
y que sólo de ella bajan?

Tanto fervor tiene el cielo,
tanto ama, tanto regala,
que a veces yo quiero más
la noche que las mañanas.

-¿Qué dices, qué, mama mía,
que no quieres la mañana?

-¿Es que sabéis nuestros nombres
mas que se los sabe el alma?
¿Qué miráis y qué veis, para
palpitar como azoradas?
O es que sólo nos decía:
Olvidad vuestra jornada
para que olvidada se alce
la memoria trascordada.

Arde, palpita, conversa
la Madre Noche estrellada,
anula faenas, cuidos,
y borra ruta y jornada.
Era mentira que el Día
canta, cuenta, y sabe y ama.
Es la Noche la nodriza
que sabe, que vela y canta,
la clara y profunda noche
de las manos alargadas.

Nos habla el tapiz de fuego
con urgidoras palabras.
Parece como que cantan,
de nuestro amor embriagadas.

Ay, perdimos en un tiempo
que la memoria nos guarda
por culpa que no sabemos
la lengua en que nos habla.
Las estrellas siguen dando
en densa leche dorada
sus pulsaciones ardientes
su exigencia apasionada.
Juntad las señas dispersas
y que bajen en palabras.
Arded más por ayudarnos.
Ya casi sois llamaradas.
Ya parece que cantáis
una estrofa única y alta.

-No deis más, que somos sólo
un niño, un cervato y este
atribulado fantasma.

-Mama, no sigas hablando,
me pones susto en el sueño.

2 comentarios

  1. Gabriela Mistral es una de mis musas. En Holanda, país donde viví 35 años, he grabado 2 cd’s con sus poemas y mis propias composiciones. El 1.º «Tambor Indio» con 5 composiciones la 1.ª , La tierra es mi composición, este cd tiene 5 poemas, 2 en castellano, 2 en holandés y uno, Dame la mano, en castellano y holandés.
    El 2.º CD Retratos- Portretten, con 13 poemas cantados, todas composiciones mías. El poema Vergüenza lo canto en holandés. Aquí Gabriela expresa sus poemas en mi voz, con diferentes ritmos latinoamericanos, ente ellos una cumbia, un son, una tonada. Es un precioso trabajo. Algunas traducciones las hice yo también. Les invito escucharlas.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *