Entrevista con Juan Santander Leal, escritor copiapino

Juan Santander Leal es un escritor copiapino radicado en Santiago que ha publicado los libros «Allí estás» y «Cuarzo». En Tierra Cultah quisimos conocer más de su obra y su relación con Copiapó en la siguiente entrevista que nos brindó.

Por David Ortiz

¿Cuéntame de tus raíces copiapinas, dónde estudiaste, qué lazos mantienes con la ciudad?

Viví dieciocho años en Copiapó. Estudié en dos colegios: la básica en el Colegio Adventista y la media en el Saint Louis, que desapareció hace algunos años. Viajo periódicamente a ver a mis padres y trato de mantener vínculos con amigos y escritores que viven en la ciudad.

¿Cuándo comenzaste a mostrar interés por la literatura?

Cuando era adolescente. Uno se inventa que siempre estuvo interesado, que siempre sabía que se iba a dedicar a escribir, pero lo cierto es que para mí fue una mezcla de azar y entusiasmo. Yo pensaba que la literatura era solamente leer libros, hasta que cumplí 22. Entonces, empecé a pensar que el tema de la lectura no era un fin en sí mismo, que leer incluía escribir, que el tributo que había que pagar por leer y disfrutar de los libros era escribir. Y pensé: o dejo de leer o empiezo a escribir.

¿Luego te fuiste a estudiar a la U de Chile, cómo recuerdas esos días?

Fue un cambio grande. En Copiapó yo había tenido muy poco contacto con escritores o gente que leyera más de lo normal. Mi profesor del colegio, Pedro Ochoa, era con quién compartía este tipo de asuntos en esa época. Cuando me fui a Santiago, en la facultad todo era hablar de qué habías leído y de qué era lo que querías escribir. De alguna forma, estudiar literatura es mostrar que sabes leer, que puedes abstraer ideas a partir de un libro, que puedes asociar obras o épocas. Tienes que demostrar que tienes la capacidad de que te gusten ciertos autores, de hacerte tu listita de libros a partir de los cuales piensas, escribes y actúas. Recuerdo haber hablado mucho de libros con mis amigos en esos años.

¿El año 2009 publicaste “Allí estás”, libro de poemas, por la editorial Marea Baja, qué me puedes comentar de ese proceso? Alguna anécdota por ejemplo.

Yo quería escribir un libro. Después de un periodo de desilusión de la academia y de andar medio perdido en cuanto a lecturas e intereses literarios decidí escribir algo que fuera lo más cercano a lo que me gustaba leer. Poemas en vez de prosa, claros y simples en vez de oscuros y enredados, un yo medio cabizbajo y escondido en vez de un sujeto definido y altisonante. De esas decisiones aparecieron los poemas de “Allí estás”. Hay poemas que aluden a la región, especialmente al paisaje desértico y a mi adolescencia en Copiapó y otros que se basan en mi vida en Santiago.

El 2012 publicaste, “Cuarzo” un libro que estuviste también presentando en Copiapó, ¿cuál es el foco de este libro y por qué lleva ese título?

“Cuarzo” es un poemario que se trata de piedras, de las piedras que hay dentro y fuera de nosotros. El hablante ve lo que lo rodea como si fueran piedras que quiere admirar y coleccionar, pero no puede. Creo que de alguna forma dispuse los textos para construir una novela, pero no hay trama ni personajes definidos, así que quedó como el fantasma de una narración que no hice. El libro apareció a fines del 2012 y lo presentamos, gracias a la Sociedad de Escritores de Copiapó, en la ciudad a comienzos del 2013.

¿Qué relación mantienes con otros escritores de la región de Atacama?

Conozco a varios de los escritores de la región, de diversas edades y estilos. Me interesa mucho su trabajo en general, tanto en narrativa como en poesía. Me parece particularmente importante la revista “De cierto lugar”, cuyos dos números me parecen excelentes. Supongo que hay gente joven de enseñanza media o universitarios de la región que también están escribiendo y leyendo, no tengo contacto con ellos pero sé que están armando sus poemas y novelas y que algún día podré leerlas.

¿Qué proyectos mantienes en torno a la literatura?

Estoy lidiando con un tercer libro de poemas. Me interesa volver sobre mi propia biografía. Esto me ha costado bastante, pero sigo trabajando poco a poco en este proyecto que espero tener listo el próximo año.

Un comentario

  1. recuerdo que para los finales de semestre de este año, en medio de la depresión y la somnolencia de esas fechas, una querida amiga llega a la casa y me dice que me tiene un regalo-prestamo, y saca de su bolso un pequeño librito llamado «allí estás», y me dice, «mira lo escribió un loco pueblo».
    esa misma noche lo leí antes de dormir, y a las 4 de la mañana ya les estaba dejando el nombre del libro a los amigos de las pequeñas embajadas copiapinas de los exiliados académicos.
    un muy buen libro, que me llenó de nostalgia ganándose por ello un espacio del velador.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *